sábado, 18 de mayo de 2013

Oración de Bendición del Hogar



Dios mío bendice mi casa, para que sea el hogar del amor y de la paz. 

Bendice la puerta abierta como dos brazos extendidos que dan la bienvenida. 

Bendice las ventanas que dejan entrar el sol a raudales cada mañana y por donde se asoman las estrellas que son luces de esperanza. 

Bendice los muros que nos defienden del viento, del frío y que son nuestros amigos en las horas que pasan. 

Bendice nuestra mesa y los sitios de trabajo para que nos ayudes y el lugar de reposo para que nos guardes. 

Bendice el techo que cobija los afanes de hoy y los sueños de mañana y que guarda para siempre entre los vivos la memoria sagrada de los que se han ido. 

Bendice la luz de la casa: la madre, la fuerza y el aliento... el padre y que sean benditos los hijos  luz y esperanza de ellos. 

Bendice los sentimientos, las ternuras, los anhelos que florecerán en nuestras vidas. 
Bendice nuestros pensamientos para que sean puros, las palabras para que sean rectas, nuestros actos para que nos conduzcan hacia TI. 

Bendice nuestras horas de paz y de silencio, para que fortalezcamos juntos nuestro espíritu. 

Bendice nuestros dolores y alegrías porque son el corazón de la familia. 
Señor quédate con nosotros... en tu morada... en nuestra casa... Amén


Si te ha gustado esta ORACIÓN, puedes hacer clik en ME GUSTA, en + 1 y de compartirla en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

1 comentario:

  1. Oh, glorioso San Antonio patrono de los enamorados, te pido que intercedas por la unión y reconciliación entre (…) y (…)

    Oh glorioso San Antonio te pido que quites de su mente todas las dudas que paralicen el verdadero amor entre los dos.

    Tú que haces que las cosas perdidas sean halladas, haz que recupere a (…) Tú que haces que las propuestas sean aceptadas, haz que (…) vuelva a acepatarme (…), Tú que restableces en los matrimonios la paz, concédeme la reconciliación y el perdón con (…)

    Te pido San Antonio, que unas con tus lazos de amor, nuestras almas y nuestros cuerpos para que seamos uno solo, y no permitas que nadie pueda separarnos, por Jesucristo nuestro Señor.

    Amén.

    Rezar nueve días la oración con fe, con un Padre nuestro y un Ave María, encendiendo una vela color rosa.

    Luego publicar o compartir con alguien la oración en un sitio y dar gracias al santo.

    ResponderEliminar